idinteligencia

BLOG SOBRE INTELIGENCIA ECONÓMICA Y SU APLICACIÓN DIRECTA AL MARKETING ESTRATÉGICO Y OPERATIVO, A LA GESTIÓN DE MARCAS Y A LA GESTIÓN EMPRESARIAL Y TERRITORIAL EN SU CONJUNTO.

Linchamientos virtuales en la Red

Erizos, zorros y “linchamientos virtuales”: sobre grupos y redes sociales

Octubre 21st, 2014
The following two tabs change content below.
ID inteligencia
Empresa especializada en Inteligencia Económica y Competitiva, Inteligencia de Marca y Gestión de Riesgos reputacionales. Compuesta por profesionales con reconocida experiencia en cada uno de los servicios que esta empresa ofrece.

Erizos, zorros y "linchamientos virtuales": sobre grupos y redes sociales

Riesgos Reputacionales que nacen de Linchamientos Virtuales.

En el contexto del debate catalán, surge un hecho extremadamente significativo del funcionamiento de las redes sociales como portadoras de opiniones altamente enfrentadas. No nos corresponde terciar en este debate, sino extraer alguna consecuencia para mejorar la tarea del analista.

Nos referimos al caso protagonizado por la dimisión del catedrático de Ciencia Política Joaquím Brugué como miembro de la comisión de juristas que debía supervisar la consulta del 9 de noviembre, impulsada por la Generalitat catalana.

La respuesta indignada y masiva del independentismo catalán, ha sido criticada por los medios de comunicación no nacionalistas, que han llegado a calificarla de “linchamientos en la red”.

Linchamientos Virtuales

Tras los zorros y los erizos; sobre la dinámica de las redes sociales

El analista se enfrenta en su trabajo diario a la necesidad de evaluar los contenidos que circulan en las redes sociales con el fin de extraer información útil que permita conocer las causas y efectos de los comportamientos de los usuarios de estos nuevos medios de comunicación.

El caso analizado representa un magnífico ejemplo del efecto viral de la actuación de un grupo coordinado, al menos en su percepción de una cuestión pública, y la compleja respuesta a cómo evaluar estas situaciones. Si únicamente valoráramos éstas de forma agregada, podrían dar lugar a una visión muy sesgada de la opinión general, lo que conllevaría el riesgo de favorecer las respuestas de los grupos más comprometidos y, por ello, más intensas.

En la crítica a estos comportamientos se señala como causa del “linchamiento” virtual a las propias características de estas redes sociales; en especial, a su facilidad e impunidad para desacreditar. Sin embargo, un examen de mayor calado puede evidenciar que este supuesto represente una adaptación al desarrollo del mundo digital de un aspecto relevante de la participación de los grupos sociales en el ámbito público de gran tradición doctrinal.

Linchamientos VirtualesErizos, zorros y "linchamientos virtuales": sobre grupos y redes sociales

Linchamientos Virtuales

Individuos y acciones colectivas

Al comienzo de su ensayo sobre Tolstoi, Isaiah Berlín estableció la célebre distinción entre dos clases de actitudes intelectuales y vitales: la del zorro y la del erizo, citando  un verso del poeta griego Arquíloco que dice: «La zorra sabe muchas cosas, pero el erizo sabe una importante».  La primera corresponde a quienes persiguen muchas ideas, diferentes, variadas e incluso contradictorias, mientras que la del erizo es la de aquellos que se entregan a una idea, un principio unificador en función del cual su obra cobra significación y coherencia.

Mancur Olson (1932–1998) ha sido uno de los grandes “erizos” de las ciencias sociales y de la economía. La idea que persiguió incansablemente en sus consecuencias lógicas y aplicaciones prácticas es la que se refiere a las dificultades de los seres humanos para emprender acciones colectivas. El planteamiento central de esta idea aparece expuesto en su primer libro, La lógica de la Acción Colectiva. Bienes Públicos y la Teoría de Grupos, publicado en 1965 y consiste en la deducción de que, contrariamente a lo que suponían las ciencias sociales, los individuos racionales y egoístas no actuarán voluntariamente para alcanzar un bien que satisfaga algún tipo de interés común o de grupo, aunque todos saldrían ganando si lo hicieran. Ello se debe a que el bien que corresponde al interés colectivo tiene las características de un bien público: una vez obtenido ninguno de los miembros del grupo puede ser excluido de un disfrute aunque no haya contribuido al esfuerzo de lograrlo.

Un arancel, una exención fiscal o una determinada regulación sobre el consumo beneficiarán a todos los miembros de una industria o colectivo de contribuyentes o de consumidores con independencia de su aportación al objetivo común. En consecuencia, será difícil que aparezcan incentivos por los que un individuo racional y egoísta actúe en beneficio del grupo.

Linchamientos Virtuales

Grupos grandes VS Grupos pequeños 

Existe, sin embargo, una notable diferencia entre los grupos grandes y los pequeños. En los primeros, un individuo sólo se beneficiará de una parte mínima del bien colectivo y su actuación tendrá una influencia prácticamente despreciable sobre la provisión de ese bien. Erizos, zorros y "linchamientos virtuales": sobre grupos y redes socialesPor lo tanto, los individuos no actuarán en beneficio del grupo y sólo la coerción o la existencia de “incentivos selectivos” dará lugar a la provisión de un bien de estas características a un grupo grande. Por “incentivos selectivos” entiende Olson la obtención de algún bien o ventaja de carácter privado vinculado a la actuación en beneficio del grupo.

En los grupos pequeños la situación es diferente. La parte del bien colectivo que disfruta cada miembro del grupo es significativa y la actuación de uno puede afectar al nivel de provisión. Además, todo el grupo conoce la posición del resto de los miembros.

En estas condiciones, existirán ciertos incentivos para la actuación. Por un lado, algunos individuos podrán proporcionar algo de ese bien en función de sus propios costes y beneficios. Por otro, el tamaño del grupo permite la negociación entre sus miembros aunque ello implicará costes y retrasos en la obtención del bien colectivo. Además, las interacciones en el grupo pueden crear incentivos de carácter social como la lealtad o la reputación.

La conclusión de este razonamiento conduce a esperar que en la sociedad acaben existiendo pocos grupos organizados de carácter amplio, como consumidores o contribuyentes, y una escasa provisión de los bienes colectivos relacionados con los intereses de estos grupos. Cuando aparezcan se deberá, normalmente, a la existencia de algún tipo de incentivos selectivos o a la federación de grupos pequeños. Por el contrario, aparecerán organizaciones que representan los intereses de grupos relativamente reducidos, aunque necesitarán tiempo para organizarse y proporcionarán menos cantidad del bien colectivo de la que sería óptima para el grupo. Además pueden darse fenómenos como la explotación de los grandes, aquellos con mayores intereses en la provisión del bien, por parte de los pequeños, quienes tienen menos intereses y aprovechan lo aportado por los otros.

Linchamientos Virtuales

Los grupos y la dispersión de los bienes colectivos

En 1982 Olson publicó un segundo libro, The Rise and Decline of Nations, en el que trató de afinar los conceptos elaborados en el anterior y de aplicarlos a la explicación de importantes fenómenos económicos contemporáneos. Al análisis realizado sobre los límites de la acción colectiva añade en éste libro una idea que refuerza la asimetría entre los diferentes tipos de grupos. Señala que la información y el cálculo sobre los bienes colectivos es con frecuencia también un bien colectivo. Es decir, cuando se refiere a los intereses de colectivos amplios no existirán incentivos para que algún individuo recoja, elabora y difunda esta información y, en consecuencia, existirá una ignorancia racional de los ciudadanos sobre muchos bienes colectivos que contrasta con los beneficios que pueden obtener los grupos reducidos.Erizos, zorros y "linchamientos virtuales": sobre grupos y redes sociales

Además, perfila con mayor nitidez las características de los grupos. Los reducidos no sólo tienen una mayor capacidad para organizarse sino que la forma de servir a los intereses de sus miembros consiste en obtener para ellos la mayor proporción posible de la producción de la sociedad, lo que dará lugar a costes sociales y una deficiente asignación de los recursos que pueden reducir el producto social. Sin embargo, como el grupo no soportará más que una minúscula parte de estos costes, pero disfrutará de todas las rentas capturadas, no tendrán ningún incentivo para hacer sacrificios en interés de la sociedad. Olson llama a este grupo de intereses especiales o “estrechos”, que diferencia de los “grupos incluyentes”. Éstos son los que acogen a una parte sustancial de la sociedad de la que forman parte, y por lo tanto tienen incentivos para hacer que sea más próspera y reducir los costes que ocasiona la redistribución hacia sus miembros.

Linchamientos Virtuales

Los Linchamientos Virtuales y su control

Así pues, a los analistas nos corresponde detectar este juego de intereses para que la “representatividad” de un número agregado de mensajes se filtre con el conocimiento de las características del grupo emisor, a fin de evitar que nuestros resultados den una imagen poco fiel de una compleja realidad social.

Linchamientos Virtuales

César López Hebrero

Analista de ID Inteligencia
cesarlopez@idinteligencia.com
Linchamientos Virtuales
Linchamientos Virtuales
email

Comments

5 Comments

RSS

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

idinteligencia

BLOG SOBRE INTELIGENCIA ECONÓMICA Y SU APLICACIÓN DIRECTA AL MARKETING ESTRATÉGICO Y OPERATIVO, A LA GESTIÓN DE MARCAS Y A LA GESTIÓN EMPRESARIAL Y TERRITORIAL EN SU CONJUNTO.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies