idinteligencia

BLOG SOBRE INTELIGENCIA ECONÓMICA Y SU APLICACIÓN DIRECTA AL MARKETING ESTRATÉGICO Y OPERATIVO, A LA GESTIÓN DE MARCAS Y A LA GESTIÓN EMPRESARIAL Y TERRITORIAL EN SU CONJUNTO.

La acción óptima y la Inteligencia Estratégica

En búsqueda de la acción óptima: una tarea para la Inteligencia Estratégica

Septiembre 16th, 2014
The following two tabs change content below.
Paula Altares
Graduada en Periodismo y con el Máster en Analista de Inteligencia, desarrolla su carrera en el análisis de inteligencia aplicado a diversos campos.

En búsqueda de la acción óptima: una tarea para la Inteligencia Estratégica La Inteligencia Estratégica, en su amplio campo de actuación y como compendio de otros tipos de “Inteligencia”, ha desarrollado especializaciones acordes a las distintas disciplinas desde las que puede trabajar. No obstante, todas ellas tienen bases y puntos comunes. De este modo, es capaz de realizar procesos de búsqueda, monitorización y análisis de información que resulte clave para el cliente. Así, según su ámbito de aplicabilidad se podría hablar de:

  • Inteligencia Económica y/o Competitiva
  • Inteligencia Social (aplicada también a la e-Reputación)
  • Inteligencia Normativa o Legal
  • Inteligencia Tecnológica
  • Inteligencia Territorial
  • Etc…

Sin embargo, también conviene considerar cómo la última de ellas,la Inteligencia Estratégica, forma parte (de forma más o menos evidente) de todo tipo de Inteligencia. Y a hacer referencia a su papel se dedica este artículo. 

Inteligencia Estratégica

Ayudar a la lógica conducción de un plan…

El papel de ésta a la hora de generar conocimientos para el decisor implica la identificación de unas variables clave, lo que es fundamental para el establecimiento de una estrategia de acción exitosa. Y no sólo esto: el Análisis de Inteligencia permite la identificación de las conexiones, de las relaciones entre estas variables, así como la naturaleza de las mismas. Este hecho resulta determinante para un decisor: conocer estos datos es tener una ventaja muy clara en la senda de la actuación.

De acuerdo con la definición oficial dada por el Pentágono, la Inteligencia Estratégica es la “Inteligencia que se requiere para la formulación de estrategias, políticas y planes militares y operaciones en el plano nacional y el de escenarios.” Y considera la estrategia no como un mero plan, sino la lógica conducción de un plan.

En búsqueda de la acción óptima: una tarea para la Inteligencia Estratégica Además del consabido dicho de que toda información es poder, una ventaja característica que refuerza este hecho lo proporciona la estrategia y es la proactividad. La Inteligencia asume la importancia de la información y, al transformarla en conocimiento, facilita esta actitud proactiva, que se define por presentar una iniciativa activa, capaz de adelantarse y actuar de la mejor forma posible en un periodo de tiempo limitado.

 

Desde la batalla a la política

En búsqueda de la acción óptima: una tarea para la Inteligencia Estratégica Así pues, estamos ante una cuestión que siempre ha estado muy asumida desde el campo militar y de la defensa, para también trasladarse al plano político (íntimamente relacionados, conviene apuntar). Es más, la estrategia es considerada en su dimensión de protección -proactiva- a su vez, como expresara Sherman Kent, “la información estratégica es aquello que coloca el escudo en el lugar adecuado y en el momento adecuado”¹. Según este gran configurador de lo que constituye la Inteligencia Estratégica, se distinguen tres niveles que ésta debe considerar: en primer lugar, un plano descriptivo, que refleje objetivamente los hechos acaecidos sobre el aspecto analizado y los aspectos que le afectan. Este aspecto es fundamental para una comprensión del ámbito estudiado y sus dimensiones clave. En segunda instancia, se da también una dimensión informativa, encargada de capturar el foco de interés en tanto cambiante, contemplando la forma en la que su dinamismo evoluciona y se mueve. El tercer y último nivel al que hace referencia es el especulativo y evolutivo. Es decir, el referente a aspectos geopolíticos en torno a otras naciones, cambios e intereses en juego,  que todo Estado ha de llevar a cabo a fin de, con los conocimientos obtenidos, llevar a cabo su curso de acción. Y para estas tres dimensiones los conocimientos generados desde la Inteligencia Estratégica son fundamentales. 

Inteligencia Estratégica Herramientas Gestión empresarial

El salto al campo empresarial

Pero todo lo referido no es exclusivamente un punto de especial relevancia en los ámbitos militar y político, sino que para el mundo económico se puede constituir como algo muy beneficioso en pos de su prosperidad.

Tanto las grandes empresas como las pymes pueden aplicar la inteligencia estratégica; no es una cuestión de tamaño. El objetivo y los aspectos que ésta les puede aportar son compartidos. Por una parte, permite una optimización de los conocimientos que se tienen del entorno en el que la entidad se mueve. Como bien expresa C. Durán:

“Nuestras organizaciones se encuentran ante unos entornos competitivos cada vez más cambiantes y complejos, en los que es necesario manejar un número elevado de variables para mantener las ventajas competitivas actuales.

En búsqueda de la acción óptima: una tarea para la Inteligencia Estratégica Se trata de entornos en los que predomina la oferta sobre la demanda, de rápido desarrollo tecnológico y en los que las distancias geográficas se hacen cada día más pequeñas.

Esta situación obliga a nuestras organizaciones a adaptar y mejorar sus procesos tradicionales de observación y conocimiento de los entornos en los que compiten, que podemos clasificar como entornos directos (clientes, proveedores, competidores,…) e indirectos (demografía, regulaciones, tecnologías, economía,…)”

Y no sólo para el crecimiento, sino para la propia pervivencia de los negocios todo esto se convierte en clave. Por otro lado, la Inteligencia al servicio de la estrategia permite que, a partir de estos conocimientos, se pueda generar un plan de acción para cumplir los objetivos que se plantea el cliente con su entidad.

Inteligencia Estratégica Análisis de Inteligencia Estrategia

Un poco más sobre Inteligencia Estratégica

Como se refirió en el comienzo de este artículo, el saber articular y conectar los distintos puntos de interés que identifica el análisis, en pos de los objetivos propuestos, es clave en Inteligencia. En este aspecto, pues, estaríamos ante un proceso de extracción de variables y actores de relevancia que lo son por su capacidad de influencia en el entorno en el que nos movemos.

Sin embargo, en Inteligencia, se da un paso más allá una vez haberse realizado esto; basándose en esta información analizada y ya transformada en conocimiento, se  trata de visualizar el juego de relaciones y mutua influencia. Esta labor ha de ser considerada partiendo de que estamos en una realidad compleja cuya forma de relacionarse y producirse es mucho más aleatoria de lo que se considera. En este punto cabe hacer referencia a ese concepto que apuntaban en su momento Deleuze y Guattari de rizoma: estamos ante una realidad que no está estructurada, sino En búsqueda de la acción óptima: una tarea para la Inteligencia Estratégica que evoluciona de una forma claramente múltiple y descontrolada. No existe un centro claro, sino que la tarea habrá de focalizarse en saber fijar la atención sobre el puntos o los puntos que interesan y poder verlos con lucidez. Y ante ello, aquí el esfuerzo consistirá en hacer y penetrar en las conexiones que existen y que se pueden generar (ya haciendo prospectiva con ello) entre las distintas variables y actores identificados como relevantes.

De la mano de la Inteligencia Estratégica, se producirá el siguiente paso: el poner en relación estas conexiones con los objetivos y prioridades del cliente. Con todo ello, se generará un plan de acción que le permita moverse en el mayor éxito posible, dentro del constante dinamismo y descontrol de la realidad. Así, la fijación de líneas estratégicas que contemplen desde el mayor conocimiento posible del entorno y su forma de comportarse a fin de alcanzar las mejores metas, será el objetivo de la Inteligencia Estratégica.

Inteligencia Estratégica

Paula Altares

Analista de ID Inteligencia
paulaaltares@idinteligencia.com
 
 
¹ Kent, Sherman. Strategic intelligence for American world policy. Princeton: Princeton University Press, 1949.
email

Comments

9 Comments

RSS

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

idinteligencia

BLOG SOBRE INTELIGENCIA ECONÓMICA Y SU APLICACIÓN DIRECTA AL MARKETING ESTRATÉGICO Y OPERATIVO, A LA GESTIÓN DE MARCAS Y A LA GESTIÓN EMPRESARIAL Y TERRITORIAL EN SU CONJUNTO.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies