idinteligencia

BLOG SOBRE INTELIGENCIA ECONÓMICA Y SU APLICACIÓN DIRECTA AL MARKETING ESTRATÉGICO Y OPERATIVO, A LA GESTIÓN DE MARCAS Y A LA GESTIÓN EMPRESARIAL Y TERRITORIAL EN SU CONJUNTO.

Percepción e Inteligencia; el daltonismo analítico

Percepción e Inteligencia, o cómo evitar el daltonismo analítico

agosto 21st, 2014
The following two tabs change content below.
Paula Altares
Graduada en Periodismo y con el Máster en Analista de Inteligencia, desarrolla su carrera en el análisis de inteligencia aplicado a diversos campos.
Percepción e Inteligencia, o cómo evitar el daltonismo analítico

La clef des champs – René Magritte

¿Quién no tiene un punto de vista? Librarse de la percepción propia, de ese cristal con el que cada uno mira el mundo no es tarea posible en términos absolutos. Y esta realidad provoca que la presencia de sesgos, parcialidades y manipulaciones –más o menos conscientes- nunca haya de obviarse. Pero, como bien se insiste en las facultades de Ciencias de la Información, aunque la objetividad no exista, ello no quita que tratemos de aproximarnos a ella lo máximo posible (dejando a un lado los debates acerca del cumplimiento de este hecho que el periodismo genera). Debemos saber que la objetividad que encontraremos al final de esta búsqueda no es sino un estado de menor subjetividad. Puesto que hablamos de nosotros mismos, la objetividad absoluta es inalcanzable…

Inteligencia

Las trampas  para el Analista de Inteligencia

Los Analistas de Inteligencia han de tener lo anteriormente expuesto muy presente en su trabajo, y es por ello que se procura realizar de continuo una serie de procedimientos en pos de superar o compensar esa percepción inherente a cada ser humano. Randolph H. Pherson¹ indica que, para ello, en este oficio es fundamental:

  • Desafiar los supuestos clave
  • Identificar y superar las preconcepciones de la mente
  • Estructurar las principales incertidumbres
  • Generar alternativas
  • Reducir la probabilidad de sorpresas

Así, a la hora de trabajar un tema específico son muchas las trampas en las que se puede caer, y más cuando se procede minuciosamente. Un analista recorre distintas fases en su labor, llamada Ciclo de Inteligencia,entre las que se podrían desglosar tareas como:

  1. Dirección: con  cuestiones como la fijación de las necesidades del cliente, el establecimiento de objetivos y líneas de acción, o la jerarquización y gestión de las tareas de acuerdo a las necesidades de inteligencia.
  2. Obtención de la información: con la pertinente estructuración de ésta y la búsqueda estratégica.
  3. Elaboración del análisis: basado en el conocimiento y tratamiento de la información obtenida -con las consiguientes conclusiones-, a través de las fases de:
    valoración, análisis, integración e interpretación.
  4. Difusión: en el formato más ajustado al cliente y al producto de Inteligencia.

En cada momento de la planificación estratégica y el desarrollo del Ciclo de Inteligencia, no incurrir en parcialidades es fundamental para ser un buen analista. Y en cada una de estas fases, hay riesgos de cometer diversas formas de parcialidad.

Inteligencia

Fase de dirección

La primera etapa del Ciclo de Inteligencia, centrada en la planificación estratégica del objeto de análisis, puede incurrir en el plano general en dos formas de parcialidad destacadas: la falta de conocimiento contextual y la de adecuación de las necesidades.Percepción e Inteligencia, o cómo evitar el daltonismo analítico Sin embargo, hay funciones específicas dentro de esta fase cuyo riesgo de sesgos cabe señalar:Anistas de

  1. Fijar las necesidades del cliente: se puede caer en dar desde el primer momento una visión subjetiva del entorno estratégico del cliente.
  2. Establecer objetivos y líneas de acción: existe el riesgo de pecar de ignorancia, sobreestimación o subestimación de factores a analizar.
  3. Jerarquizar y gestionar tareas de acuerdo a las necesidades de inteligencia: en este punto se puede producir un error de cálculo de la relación e importancia entre tareas, así como de la captación de las necesidades del cliente.

Inteligencia

Fase de obtención

La fase de obtención puede incurrir en un subjetivismo negativo que se traduzca en la insuficiencia o inadecuación de la estructura y de las fuentes de búsqueda. En particular, en el desarrollo de esta etapa se corren riesgos como:

  1. Estructurar la búsqueda partiendo de relaciones y dependencias que no responden a la realidad de lo analizado.     inteligencia análisis
  2. En la búsqueda estratégica, no se debe:
    • Buscar según percepciones propias y no basándose en el conocimiento de lo analizado
    • Caer en no contrastar o contemplar fuentes suficientemente heterogéneas y pertinentes

Inteligenciagnitivos

Fase de elaboración

La etapa de elaboración puede caer en una forma de parcialidad si desatiende variables o se llevan a cabo fallos en el rigor valorativo. Pero cada fase dentro de la elaboración, Percepción e Inteligencia, o cómo evitar el daltonismo analíticotiene unos riesgos que merecen ser desglosados:

  1. Valoración y análisis: este punto está basado en el conocimiento y el tratamiento de la información. Cuando esto se desarrolla, puede haber dos principales puntos de parcialidad: Inteligencia Inteligencia Inteligencia Inteligencia         

    • Omisión de variables importantes por desconocimiento o pre-asunciones 
    • Falta de rigurosidad en el criterio de valoración                                           
  2. Integración e interpretación: esta es la fase en la que las conclusiones se materializan.
    • Establecer relaciones no suficientemente fundamentadas y/o contrastadas
    • Falta de revisión crítica de las conclusiones generadas

Inteligencia

Fase de difusión

Pese a ser la última y estar el análisis ya realizado cuando se llega a ella, esta fase no ha de descuidarse a la hora de tener errores y subjetivismos perjudiciales.  Los más destacables los constituyen la transmisión del mensaje sin ajustarse a objetivos, a necesidades fijadas o a expresión correcta del mismo. Es decir, el Análisis de Inteligencia debe presentarse:

  1. Como un producto acorde: sin desviarse de los objetivos y de las necesidades de Inteligencia que poseía el cliente; en caso de variar, que sea añadir y nunca omitir.                                                                                                   inteligencia análisis
  2. Con un formato acorde: en el que no se deben presentar las conclusiones y datos del Análisis de Inteligencia de forma confusa, demasiado escasa, o demasiado extensa.

Si bien es verdad que desde el Análisis de Inteligencia se trabaja en cultivar un procedimiento riguroso, continúa habiendo un alto riesgo de incurrir en parcialidades que amenazan un buen análisis. Una buena parte de ellos se basa en las pre-asunciones que se tienen del concepto a analizar, en esos sesgos que el propio analista puede poner en su trabajo. Por esta razón, el proceso de conocimiento de la materia que se desea trabajar, del entorno y factores que la condicionan, se torna imprescindible Percepción e Inteligencia, o cómo evitar el daltonismo analíticosi no se quiere incurrir en un mero mantenimiento del argumento dominante del que se quiere hacer continuidad –sin una contrastación real del mismo- o en un análisis basado en un alto grado de estereotipos y simplificaciones. Y para ello no basta con la consulta de las fuentes de un mismo tipo, sino que es necesario observar la cuestión desde todos sus ángulos, planteándosela asimismo desde la propia perspectiva de la variable que de entrada se etiqueta como problemático: ¿Responde ésta o éste a esa etiqueta? ¿Qué diferencias hay dentro de la misma? ¿A qué motivos responde? ¿Qué reclamas persigue? ¿Qué modus operandi posee?

Cuestionar las etiquetas iniciales es fundamental, dado que la realidad de una cuestión merece ser observada en su complejidad; la simplificación y la repetición de conceptos no debe ser la tarea del analista de Inteligencia. Éste debe replantearlos desde cero, cual tabula rasa, examinándolos por sí mismo para hacer un trabajo que arroje unas conclusiones verdaderamente profesionales. R.J. Heuer indica que la clave está en una mente abierta², que:

  • Cuestione sus asunciones: mediante un análisis sensible, que identifique modelos alternativos y tenga cuidado de caer en un efecto espejo.
  • Sea capaz de ver desde diferentes perspectivas: siendo capaz de mirar hacia atrás y hacia adelante, sea capaz de meterse en los distintos roles posibles y sepaPercepción e Inteligencia, o cómo evitar el daltonismo analítico ponerse en el lugar o argumento que se considera opuesto.
  • Reconozca cuándo cambiar de idea: sabiendo aprender de las sorpresas y contraponiendo los supuestos estratégicos con los indicadores tácticos.
  • Estimule el pensamiento creativo: a través de la evaluación de las ideas, y alimentar éstas cruzándolas entre sí, así como haciendo que la calidad se apoye en la cantidad y sin auto-imponerse barreras al pensamiento.

Todo análisis es un reto; y todo reto en el Análisis de Inteligencia ha de enfrentarse con rigor y con esta mente abierta referida.  El identificar esos factores de la mente humana que pueden impedir un buen desarrollo del análisis, rastrear las variables hasta ver su contexto, efectos y motivaciones, a la par que tratar de aportar a nuestra mente hipótesis y soluciones alternativas más allá de las asunciones de las que nuestro pensamiento parte, puede marcar la diferencia.

Analistas de Inteligencia sesgos cognitivos prejuicios cognitivos

Paula Altares

Analista de ID Inteligencia
paulaaltares@idinteligencia.com
Analistas de Inteligencia sesgos cognitivos prejuicios cognitivos
 
 
¹ Pherson, R. H. Overcoming analytic mindsets: five simple techniques. Paper presented at the anual meeting on Emerging Issues in National and International Security, Washington DC., 2005.
² Heuer Jr., Richards J. Psycology of Intelligence Analysis. Center for the Study of Intelligence, Central Intelligence Agency, 1999, págs. 69-78.

 

email

Related Post

Comments

11 Comments

RSS

Deja un comentario

idinteligencia

BLOG SOBRE INTELIGENCIA ECONÓMICA Y SU APLICACIÓN DIRECTA AL MARKETING ESTRATÉGICO Y OPERATIVO, A LA GESTIÓN DE MARCAS Y A LA GESTIÓN EMPRESARIAL Y TERRITORIAL EN SU CONJUNTO.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies